Escudo de la Universidad de Guadalajara
Formulario de búsqueda

 

Dr. Francisco Ruiz Sánchez -Post Mortem-

Maestro Emérito
Fecha de dictamen: 
07 de Octubre 1982

Otórguese el título de “Maestro Emérito” al Dr. Francisco Ruiz Sánchez por su calidad científica, humana, profesional y social materializada como maestro e investigador creador de nuevas formas de resolver los problemas de la salud.
 

El Dr. Francisco Ruiz Sánchez entregó su vida a la Universidad de Guadalajara y lo hizo intensamente en la investigación y en la cátedra siendo testigos de su trabajo la Facultad de Medicina y el Instituto de Patología Infecciosa y Medicina Experimental en donde su sólida personalidad científica fueron terreno fértil para su imaginación que el hizo posible conjugar su capacidad teórica y de verificación objetiva.
Particularmente su trabajo científico y en la cátedra lo realizó como pionero y promotor en la salud pública relativa a Patología Infecciosa y Parasitaria de Jalisco y México y sus trabajos son apoyo y referencia científica de gran parte de este capítulo en la medicina moderna y contemporánea por lo que es de aceptarse que el maestro Ruiz Sánchez sigue siendo un ejemplo para los universitarios y el pueblo de México sigue sirviéndose de su producción científica y de su acción magisterial al haber formado e impulsado a muchos de quienes fueron sus alumnos a que como profesionales de la medicina refieran la ayuda y orientación de quien no medía sus fuerzas para dar y enseñar.
Sus méritos como investigador y sus enormes cualidades como clínico, no desmerecen su personalidad como médico responsable en el servicio. Se le recuerda llegando temprano y saliendo tarde, fue el primero en el trabajo, el último en la búsqueda del legítimo y necesario descanso. Tuvo la firme convicción de que la medicina social es la única vía de solución integral al problema de salud del pueblo mexicano, sostuvo que la seguridad social fue una conquista del pueblo del trabajador, afirmaba que ningún médico egresado de escuelas de medicina del Estado podría prescindir de la información sobre esta disciplina.
 
 

Compartir en Google Plus